Liberty Media paga 4 mil 400 millones de dólares por la F1

La gigante estadounidense de las comunicaciones se convierte en el nuevo dueño de la Fórmula Uno. Chase Carey será el nuevo directivo de la junta de la F1

El Consejo Mundial de Automovilismo aprobó ayer la venta de los derechos comerciales de la Fórmula Uno, que ha sido adquirida por Liberty Media Corporation, la empresa estadounidense del sector de los medios de comunicación. Liberty Media, que anunció ya el pasado mes de septiembre su interés por el grupo automovilístico, ha pagado 4 mil 400 millones de dólares por sus derechos.

Según informa The Associated Press, el organismo rector del mundo del automovilismo ha dado su visto bueno al cambio de propiedad de la F1, que pasa del fondo de inversiones CVC Capiral Parners (dueña el 35,1% del capital de la F1), a Liberty Media, cuyo accionista mayoritario es el magnate John Malone. La compra debe estar finalizada antes del próximo 26 de marzo, momento en el que dará comienzo la próxima temporada de la Fórmula 1 en Melbourne.

Bernie Ecclestone, actual dueño de los derechos comerciales de la F1 y director de la junta, será substituido por Chase Carey, un estadounidense al que se le atribuye la administración en el pasado del estudio 21st Century Fox.

La Federación Internacional del Automóvil declaró en un comunicado que está “entusiasmada por trabajar con los nuevos dueños del Grupo Fórmula Uno para seguir desarrollando el espectáculo inigualable” que es la F1. “Durante la reunión, los miembros del Consejo Mundial de Automovilismo tuvieron la oportunidad de realizar preguntas sobre detalles del acuerdo, sobre la relación de trabajo con la FIA y los planes de Liberty para el deporte”, explicó la FIA tras declarar que quedaron satisfechos con las condiciones del acuerdo.